Ya estoy en casita. El post anterior lo escribí desde el trabajo, en un ratito libre. No me gusta escribir allí porque no me concentro y todo lo que digo son incoherencias (ya, bueno, sí sé que no es que haya mucha diferencia con otras cosas). He venido pensando por el camino y creo que el nombre no está tan mal, pero le voy a hacer una modificación.

Va a ser “Todo está dicho… pero falto yo”.

Así me gusta más.

Pero ese es el primer paso. El segundo es elegir un mejor diseño, añadir cosillas como los enlaces, alguna imagen al lado, etc. Me gusta el diseño, aunque me gustaría personalizarlo. El problema es que no tengo claro como hacerlo.

Así que, si has llegado aquí por accidente, no te sorprendas de que si vuelves en otra ocasión, el aspecto sea diferente. Voy a experimentar un poco.

Pero, eso sí, lo que quiero dejar claro es que mi objetivo es poner un post cada día como mínimo (excepto fines de semana, por el momento).

Por ahora, nada más, que ando espesito y no me fluye para nada la inspiración. Aunque por fin puedo dar por cerrado este coñazo de los nombres.

¡Bien por mí!

Categorías: Varios

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *