ideas

Si cada vez que he tenido una idea (desde un argumento para una historia hasta el concepto para cualquier tipo de proyecto) la hubiese calificado como “innovadora” aunque solo fuese para mí mismo, a estas alturas estaría en un pozo de depresión en el que moriría abrasado por el calor de la cercanía con el centro de la tierra. Todos pasamos un momento de nuestras vidas en el que nos creemos que lo que hacemos y lo que se nos ocurre es lo más original del mundo, y luego la vida te va poniendo en tu sitio.

Ahora, el descubrir que a alguien ya se le ocurrió lo mismo que a mi me sirve sobre todo para validarme. Me regocijo en el hecho no ser tan “original” y trato de aprender de esa coincidencia de ideas y ver de qué manera puedo desarrollar la mía para ir un paso más allá, se pueda o no. Como siempre, se trata más de la forma del “producto” final que de la línea de salida desde donde partes. Y muchas veces, también se trata del camino que sigues.

publicado primero en mi cuenta de Medium

IMAGEN: Viktor Hanacek

Sugerencias para escribir una novela en un mes

 

Categorías: Varios

1 comentario

binahrio · abril 23, 2014 a las 10:59 am

y lo más difícil es cierto: empezar, lo más difícil intentarlo y en el caso de las ideas, ejecutarlas, pasa a veces que tu idea tan innovadora mientras más la piensas menos la ejecutas y luego te enteras que otro lo hizo en una forma menos eficiente de lo que tu lo habrías hecho, en fin, borra y va de nuevo 🙂

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *