“Warner Bros. Pictures and our anti-piracy team have worked tirelessly over the last 48 hours to contain the Suicide Squad footage that was pirated from Hall H on Saturday. We have been unable to achieve that goal. Today we will release the same footage that has been illegally circulating on the web, in the form it was created and high quality with which it was intended to be enjoyed. We regret this decision as it was our intention to keep the footage as a unique experience for the Comic Con crowd, but we cannot continue to allow the film to be represented by the poor quality of the pirated footage stolen from our presentation”. – Sue Kroll, President Worldwide Marketing and International Distribution, Warner Bros. Pictures

Esto es lo que apareció en la página de Facebook de la película del Escuadrón Suicida horas después de que se filtrase el trailer (o teaser o como sea que le llamen ahora) exhibido en la Comic Con.

Antes de nada, decir que espero que la buambulancia llegase a tiempo y que no haya habido que lamentar males mayores.

Dejemos de lado el patinazo de Warner a la hora de ofrecer «exclusividades». Porque oye, puestos a dar regalos a los asistentes de la Comic Con, mejor haberles dado el trailer de Batman v Superman que tiene mucho más valor que el del Sucide Squad, un producto que aún mucha gente mira con recelo y hasta extrañeza. ¡Ah! ¿Que sabían que el Bats y Supes se iba a filtrar? ¿Y exactamente qué les llevo a pensar que el del Escuadrón no, después de haber dado la vara con las fotos de Jared Leto? ¿O es que tan solo eran migajas y no una unique experience for the Comic Con crowd? Ya, ya lo dejo.

Y ese es el asunto: parece que hay muchos que aún no entienden como funciona el mundo hoy en día. Internet en general y la Web en particular se ha filtrado por todos los aspectos de nuestra vida. Y esto es algo que hay que tener en cuenta como un eje vertebrador de cualquier estrategia de marketing, difusión y hasta distribución.

Pero no se enteran. Si en algo tan grande como la San Diego Comic Con esperas que nadie grabe un trailer exclusivo y lo suba segundos después de que termine de reproducirse, lo llevas claro. No entiendes como funciona el mundo, ni la gente, ni los fans. Y por cierto, te mereces cualquier cosa que te pase (comercialmente hablando). Como una filtración, por poner un ejemplo.

Ahí afuera hay una demanda de nivel global. No, no nacional: global. Y siempre habrá quien la satisfaga, aunque sea metiendo un móvil de estrangis en la Comic Con. En tu mano está evitar que eso suceda, dando tu producto (y en este caso tan solo es un trailer, ojo) de primera mano. En el momento en que lo hagas, el de segunda mano desaparecerá. Te tratas tú bien y tratas bien a tus fans ofreciéndoles el producto que merecen.

Todo esto que acabo de decir es aplicable a muchas cosas más, no solamente a un trailer en una convención de cómics. Pero ahora no es el momento de entrar en el tema. Aquí lo dejo. Pero volveré, vaya que si volveré…

Esta entrada fue publicada primero en Medium, dentro de mi extinta publicación Apuntes frágiles. Todavía sigue en Medium, pero ahora está aquí.

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *