Sus padres fueron asesinados de pequeño. Heredó una fortuna a la que, de adulto, supo sacar rendimiento. Es habitual de la lista Forbes. En su club de sadomaso, acude a cada sesión vestido de murciélago.

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *