Usa la técnica Pomodoro para gestionar el tiempo que dedicas a tus tareas

Usa la técnica Pomodoro para gestionar el tiempo que dedicas a tus tareas 2


Este post es un apunte de un trabajo en desarrollo. Puedes ver aquí otros apuntes que se vayan añadiendo.

Es fácil trabajar cuando entramos en un estado de flujo. Sin embargo, esto no siempre se consigue y no podemos posponer nuestras tareas por ello. La técnica Pomodoro, además de facilitarnos enfrentar las tareas más tediosas por medio de su sistema de gestión del tiempo, también nos permite administrar de una manera más saludable nuestro estado de flujo.

Se trata de una técnica tan conocida como simple: realizar nuestras tareas en bloques de 25 minutos separados por 5 minutos de descanso. Cada cuatro bloques, nos tomamos un descanso mayor de 15 minutos.

Puedes emplear esos 5 min. en levantarte de la silla y realizar estiramientos, aprovechar para ir a tomar un vaso de agua o servirte otro café. Lo que no es muy recomendable es revisar las redes sociales, aunque echar un vistazo y dejar caer alguna actualización que otra tampoco es mala idea, siempre y cuando no nos dejemos atrapar en ellas.

bannerMBHS1

Para usar de manera efectiva la técnica Pomodoro es recomendable recurrir a temporizadores para medir el tiempo. Existen programas pensados específicamente para ser usados con esta técnica, aunque realmente nos sirve cualquiera que nos permita delimitar esos periodos de 25 y 5 minutos.

¿Y si entro en estado de flujo mientras uso esta técnica?

Si entras en un estado de flujo, es posible que estas interrupciones obligatorias te resulten contraproducentes ya que es posible que te saquen de él. Cada persona lidia de manera diferente con eso, por lo que te voy a contar como lo hago yo.

Lo que yo hago es saltarme el descanso y continuar trabajando hasta que salgo del estado, pero sin dejar de medir el tiempo en “pomodoros” (el periodo de 25 minutos). Si se trata de una tarea que implica reflexión, me levanto y deambulo por la casa mientras no dejo de pensar en la tarea. Aunque al principio puede parecer que vas a abandonar el estado de flujo, con el tiempo adquieres la práctica de no hacerlo: estiras las piernas, bebes algo, tal vez das un bocado, pero tu cabeza sigue en la tarea. De hecho, es posible que gracias al descanso encuentres una solución a algún problema en el que te encuentres.

Si me salgo del estado de flujo antes de que un pomodoro haya terminado, tan sólo sigo trabajando, aunque en ese momento se parezca más a ir arrastrándose miserablemente a lo largo de los minutos que queden hasta el descanso.

Para ampliar

Si deseas ampliar información acerca de esta técnica, aquí tienes unos recursos que te pueden ser útiles. En ellos encontrarás más enlaces a otros artículos y a programas y aplicaciones que te pueden interesar:

IMAGEN: Sonja Langford


Deja un comentario

2 ideas sobre “Usa la técnica Pomodoro para gestionar el tiempo que dedicas a tus tareas