Lo primero que hizo el único superviviente del apocalipsis fue quedarse en pelotas en mitad de la calle. Dios, que ganas había tenido siempre de hacer eso.

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *