Cuando tenía 16 años, me hice muy fan de U2. Conseguí en poco tiempo toda su discografía. Hasta el día de hoy, me gustan muchas de sus canciones, pero solo una me hizo fijarme en algo en lo que no me había fijado hasta entonces: «New Year’s Day».

La canción comienza con el verso «All is quiet in New Year’s Day». Y eso era en lo que no me había fijado: en el silencio de año nuevo.

Supongo que irá por barrios, pero en los que yo he vivido, ese silencio de año nuevo ha estado siempre presente. Lo más próximo que se puede encontrar a ese silencio en cualquier otro momento del año es el que se produce a eso de las cuatro de la madrugada, cuando la noche llega a su punto más oscuro antes de que el amanecer empiece a abrirse paso a empujones. Y a veces, ni ese silencio llega a ser tan profundo como el de año nuevo.

Pero este año nuevo, el del 2021, no fue así. No porque hubiese ruido rompiéndolo, sino porque no era un silencio nocturno a plena luz del día único, que solo se daba una vez al año. Este silencio lo escuchamos muchas veces durante el 2020. 

Era el silencio del confinamiento. El mismo silencio que escuchamos durante meses, que permanece subyacente en toda ciudad que todavía no recupera su volumen habitual y que vuelve a aparecer algún que otro día como para recordarnos que esto no ha terminado.

El silencio del año nuevo de 2021 sonó como un tema machacón y pobremente producido emitido por todas las radios del planeta y promocionado por todos los servicios de streaming, como una canción pegajosa que hace que odies a tus neuronas por empeñarse en mantenerla activa en tu cerebro.

Ese silencio hizo que el primer mordisco que le dimos al 2021 no tuviese el sabor de un pastel recién hecho, sino el regusto correoso de un congelado pasado de fecha. 

El 2021 seguía y sigue sabiendo a 2020.

Categorías: Narrativa

1 comentario

Gabriela Kastillo · abril 6, 2021 a las 6:54 pm

Muy interesante!

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *