Así se ve el proyecto en el que escribo mis posts (al menos ahora)

Scrivener: cómo uso los iconos y cómo añadir nuevos 1


Desde hace unos años, para todo lo referido a escribir, sea del tipo que sea, utilizo Scrivener: desde posts para este blog hasta los guiones de mis cómics, pasando por ocasionales trabajos que me encargan. No importa lo que sea que tenga que hacer, si tengo que escribir, usaré Scrivener.

Cuando empecé a usar la versión para Windows, no contaba con la posibilidad de usar iconos en los documentos, que aquí se llaman simplemente “textos”. La incorporaron un tiempo después y, cuando lo hicieron, no estaba yo muy seguro de como utilizarla. Hasta que vi ejemplos de otros usuarios. Entonces, poco a poco, empecé a usarla yo también.

De ahí que pensando en aquellos que, como yo, no veían clara la utilidad de los iconos, pasaré a explicar como los uso en el día a día, además de cómo añadir nuevos iconos personalizados, tanto uno a uno como en grupo. Vamos con ello.

bannerMBHS1

Cómo uso los iconos de Scrivener

En mi caso, utilizo los iconos para señalar el estado en el que se encuentra cada post. Para mí, una entrada se encuentra en cinco estados que indico con los siguientes iconos (de los que vienen de serie):

Los iconos que uso en mi método de organización

  • Warning: La entrada ni siquiera está empezada. Como mucho, es un documento con un título. Tal vez contiene alguna que otra anotación.

  • Hoja: que sería el equivalente a ningún icono, pues es el que se le aplica por defecto a cualquier texto apenas lo creamos y escribimos en él. Para mí significa que el contenido del texto no está terminado, sin importar en que nivel de avance se encuentre.

  • To Do: lo uso para indicar que el post está terminado pero todavía tiene que revisarse. Esto lo uso con los posts que elaboro en más de una jornada. Al decir “revisar” me refiero tanto a hacer una edición del texto (revisar como esta escrito, si hay errores ortográficos o gramaticales, etc.) como a añadir enlaces, poner negritas, subtítulos y demás cosas similares. Lo que sería darle formato, vamos, lo cual hago empleando Markdown.

  • Sync folder: lo uso para indicar que el post está listo para publicarse. Tiene todo en su lugar: enlaces, formato y hasta imágenes. Las imágenes no las incorporo dentro de Scrivener, sino que siempre las tengo aparte. Cosas mías.

  • Reviewer comments: cuando un texto tiene este icono es que ya ha sido publicado. Lo aplico más que nada por satisfacción personal. Por capricho, vamos, sobre todo porque los posts publicados los muevo siempre a otra carpeta. Pero qué bonito se ve todo lleno de estrellitas y que sensación de ser productivo le invade a uno, coño.

¿Por qué uso este sistema?

Así se ve el proyecto en el que escribo mis posts (al menos ahora)

Así se ve el proyecto en el que escribo mis posts (al menos ahora)

Scrivener es un programa muy potente y cuenta con varias alternativas para indicar el estado en el que se encuentra un texto. Sin embargo, el uso de iconos me parece más práctico, tanto por rapidez como por estética. Sí, usar muchos puede sobrecargar un tanto el binder, pero usados con mesura permiten ver de un vistazo el estado del trabajo en desarrollo. Además de que… joder, se ven bonitos 🙂

Otra cosa que hago, imitando a otros usuarios que he visto por ahí, es aplicar iconos a las carpetas en función de a qué estén destinadas. Digamos que tengo una carpeta destinada a las publicaciones que voy a poner en Facebook: pues le pongo el logo de Facebook. ¿Una donde pondré las localizaciones de la historia que estoy escribiendo? Pues le pongo una casita. Y así todo.

Esto empecé a aplicarlo a partir de que descubrí esta plantilla de una “libreta” de escritor para Scrivener que usaba los iconos de esta manera. Y la verdad es que me ha resultado bastante práctico.

Así se ve la "Writer´s notebook" que podéis descargar desde el enlace

Así se ve la “Writer´s notebook” que podéis descargar desde el enlace

Usando nuestros propios iconos

Los iconos que yo utilizo en mi método son algunos de los que acompañan al programa: cualquier proyecto que iniciemos, los tendrá ya incorporados. Sin embargo, es posible añadir todos los que queramos a cada proyecto de manera individual.

Sí, eso quiere decir que no podemos incrementar el número de iconos que vienen por defecto, de manera que al crear un proyecto, aparezcan en ellos esos que añadimos y que tanto nos gustan. Bueno, esto no es totalmente cierto. Hay una forma de hacerlo, pero pasa por crear una plantilla y en eso no me voy a meter ahora. Para más información al respecto, buscad en el manual del programa que se abre pulsando F1.

Dicho esto, ¿cómo añadimos iconos a nuestro proyecto? Pues hay varias formas. Vamos primero por la normalita, la incorporada en el programa.

Estando en el Scrivener, con el proyecto abierto, vamos a Documentos > Cambiar icono > Administrar icono. También podemos hacer clic derecho en cualquier texto y de ahí Cambiar icono > Administrar icono.

Nos aparecerá una ventanita. En ella, hacemos clic en el signo + que hay en la parte de abajo y nos aparecerá la ventana de abrir una archivo. Por medio de ella nos desplazamos a donde tengamos el icono guardado, lo seleccionamos y aceptamos. Y ¡tachán! Ya lo tenemos dentro de nuestro proyecto.

Ahora bien, con los iconos pasa una cosa: tendemos a bajarnos tropecientos y querer usarlos todos (o al menos a tenerlos todos disponibles). Bueno, vale: puedo aceptar que esto sea solo un problema mío, pero por si acaso hay alguien afectado de la misma iconitis que yo, veamos como añadir varios iconos al mismo tiempo.

Este proceso hay que hacerlo desde fuera del programa, ya que Scrivener solo permite añadir los iconos de uno en uno. Para este caso, pongamos que nos hemos descargado… yo qué sé, diez iconos. Pues bien, hacemos lo siguiente:

  1. Entramos a la carpeta del proyecto al que queremos añadir los iconos. Digamos que tu proyecto se llama “Libro”. Pues tendrás una carpeta llamada “Libro.scriv”, así que entra a ella.
  2. Creamos una carpeta nueva a la que llamamos “Icons”. Así, exactamente así (sin comillas, claro), incluyendo las mayúsculas. Bueno, si no ponemos la primera letra en mayúsculas, no pasa nada, también nos va a detectar la carpeta. Pero por si acaso, que luego nunca se sabe, mejor ponerla.
  3. Colocamos los diez iconos que nos hemos descargado dentro de la carpeta “Icons”.
  4. Y ya está. Eso es todo. Si abrimos el proyecto y vamos a “Cambiar icono”, descubriremos que, además de los de por defecto, se nos muestran también los que acabamos de añadir.

Respecto a este procedimiento, decir una cosa: podemos hacerlo teniendo el proyecto abierto. No es necesario que esté cerrado, ni tendremos que cerrarlo y volverlo a abrir para ver los cambios pues estos se producen en tiempo real.

Esto quiere decir que, por ejemplo, estamos organizando nuestro precioso proyecto y de pronto vemos que se vería muy bien que una carpeta tuviese, yo que sé, el logo de Twitter. Pues nada, abrimos nuestro navegador, buscamos un logo de Twitter, nos lo bajamos y lo colocamos en la carpeta “Icons” de nuestro proyecto. A continuación, regresamos a Scrivener, hacemos clic derecho en la carpeta que queremos cambiar, vamos a “Cambiar icono” y ¡tachán! (sí, again) ahí está el icono que nos acabamos de bajar.

Recomendaciones respecto a los iconos

Esto no es recomendable. Si lo sabré yo, que la captura es mía...

Esto no es recomendable. Si lo sabré yo, que la captura es mía…

  • No os paséis. Si añadís muchos iconos, se os terminará desplegando un menú enorme. Pero bueno, esto va en gustos.
  • En cuanto al formato de imagen para los iconos, Scrivener acepta los más usados. Ahora bien, lo más recomendable es que estén en formato PNG o TIFF. O también en GIF. La respuesta a la hipotética pregunta de “¿Por qué?” es una palabra: transparencia. Si usamos una imagen JPEG, que es el formato más usado, la imagen no tendrá transparencia. Es decir, que en lugar de verse un circulito en nuestro binder, aparecerá un círculo dentro de un cuadrado. Por lo tanto, los iconos que añadáis, procurad que estén en uno de esos tres formatos y que, por supuesto, usen transparencia. Porque si no, estamos en las mismas.
  • No os preocupéis del tamaño del icono. Scrivener los muestra todos con el mismo tamaño independientemente del que tenga realmente el archivo. Eso sí, procurad que tampoco sea muy grande, porque entonces el tamaño de vuestro proyecto será mayor y no vale la pena aumentarlo por un simple icono que no se va a ver mejor por más grande que sea.
  • El nombre con el que aparecerán los iconos que añadáis será tomado directamente del nombre del archivo. De manera que si añadís un icono que se llama “Twitter_bird_logo_2012.png”, en el menú aparecerá el pajarito de Twitter con el nombre “Twitter_bird_logo_2012” (ejemplo real). Recomendación: cambiad el nombre del archivo por aquel con el que queráis que se vea en el menú (esto influye para el orden, por cierto, que es alfabético).

¿Dónde obtener iconos?

Lo más práctico es tirar de Google usando el término que necesitemos junto a la palabra “icon” o “icono”. Eso sí, asegúrate de que la imagen que te bajes (puedes hacerlo desde Google Images directamente) tiene transparencia. La mejor forma de saberlo de un vistazo es hacer clic en la imagen dentro de Google para que se despliegue a mayor tamaño y ver si el fondo esta con cuadraditos blancos y grises. Si es así, tiene transparencia.

También hay algunos sitios donde podemos entrar a bucear durante laaargo rato, pues su oferta es muy amplia.

En plan minimalista, tengo dos favoritos: PICOL y Freepik, aunque estos los uso más para mis cómics por su licencia y su estética. Ahora bien si preferís algo más colorido (y yo también lo prefiero para Scrivener), siempre podéis tirar de IconFinder o IconArchive.


Y esto es todo lo que tenía que contar sobre los iconos. Espero que os haya resultado útil y que os sirva para sacarle más partido a esta función. Si usáis algún método similar de organización o conocéis algún otro truco respecto a los iconos, no os cortéis y recordad que abajo está la casilla de comentarios para este tipo de cosas.


Deja un comentario

Una idea sobre “Scrivener: cómo uso los iconos y cómo añadir nuevos