olvida-pdf-Olvida el PDF y pásate al EPUB

Bueno, bueno, tampoco hay que ser tan radical como digo en el título. Pero por ahí van los tiros. Y es que a estas alturas del partido, el PDF es un formato que para ciertas cosas no es el más adecuado y está sobrevalorado.

Lo cierto es que hacía rato que tenía ganas de hablar de esto, pero hasta ahora no me ha sido posible. La idea sobre este tema me surgió al leer este post en el blog de Cartograf, que refleja muy bien mi opinión. La verdad es que allí está prácticamente dicho todo, pero aquí voy con mi opinión, a ver si puedo agregar algo (a pesar de que sospecho que la mayoría de lo que diga sea una repetición de lo que se dice en ese post).

A la hora de publicar un documento descargable en la red, debemos tener en cuenta qué es lo que queremos que el usuario pueda hacer con él. En este aspecto, el PDF es ideal para ciertas cosas, no para todas. Algunas de ellas:

  • Documentos de consulta: aquellos que contengan muchos datos, como informes o incluso diccionarios. Es decir, documentos con los que vamos a trabajar buscando en ellos. Lo más seguro es que los usuarios accedan a ellos principalmente desde el escritorio o que lo tengan en su tablet para consultar velozmente.
  • Documentos con muchos gráficos: mis comics están en, principalmente, en formato PDF. Pero también hay otros tipos de documentos, como pueden ser informes o tutoriales, que necesiten incorporar muchos gráficos.
  • Documentos cuyo acceso queramos limitar: queremos que el usuario pueda acceder al contenido pero no que lo haga fácilmente. Las razones tras esto pueden ser varias (como la promoción de un libro), y creo que con la mayoría de ellas no estoy de acuerdo.

Ahora bien, si lo que queremos es que el usuario haga una lectura continua y pausada de nuestro contenido, lo mejor es ofrecerle también, como mínimo, el formato EPUB. Si es posible, también el MOBI, pues el Kindle es uno de los lectores electrónicos más extendidos y no acepta EPUB de serie. Y es que no es solamente porque así le facilitemos la vida a los usuarios de lectores de tinta electrónica, sino también a los de teléfonos y tablets: siempre es más fácil de leer un EPUB en uno de estos dispositivos por medio de sus aplicaciones especializadas que un PDF.

Es lógico que, a pesar de haberse ampliado el parque de lectores electrónicos y que todos los dispositivos móviles puedan mostrar EPUB con bastante dignidad, todavía se siga usando el PDF para distribuir muchos materiales. Y es que resulta más fácil obtener un PDF que un EPUB a partir de nuestro documento. Actualmente, hasta el Word de Microsoft puede guardar directamente en PDF.

Elaborar un EPUB es más complejo, en principio, que pulsar un botón y obtener el documento en ese formato. Pero «más complejo» no significa «muy complejo». Existen herramientas de conversión que nos permiten pasar de un, digamos, DOC o DOCX a EPUB. Además, si tenemos unos mínimos conocimientos de HTML siempre podemos utilizar Sigil (un editor gratuito de EPUB, para aquellos que no lo conozcan), que nos permite obtener un producto bastante digno.

En resumen, y basándome siempre en mi experiencia, si me das un PDF con tu documento o libro (o incluso un extracto de tu libro), lo más posible es que no me lo lea a pesar de que lo descargue. Si me interesa mucho, lo convertiré a MOBI (en mi caso y usando un proceso como el que describí aquí, al final del todo), pero no te miraré con buenos ojos por forzarme a hacer ese trabajito extra cuyos resultados, en ocasiones, pueden ser inciertos.

¿Lo mejor? Si tu documento es para ser leído con tiempo, ofrecer como mínimo un EPUB. Luego, si es posible, un MOBI. Y por último, si te apetece y no te lleva mucho tiempo, también un PDF. Y como «en casa del herrero, cuchillo de palo», admito que yo aún tengo la tarea pendiente de convertir mis libros a MOBI. Pero al menos, el mínimo sí lo cumplo. Y por eso lo recomiendo.

Imagen: Sigil

¿Estás pensando en escribir una novela? ¿Sabes que puedes hacerlo en un mes? Eso es lo que proponen en el NaNoWrimo y sí, es posible obtener un manuscrito básico en ese tiempo. En «Sugerencias para escribir una novela en mes» te cuento mi experiencia. Cómpralo en Amazon.com por 0,99 $ o en Amazon.es por 0,89 €.

1 comentario

Cómo hacer que Firefox abra los PDF en lugar de descargarlos – Iván Lasso · noviembre 10, 2019 a las 12:19 am

[…] El otro día volví a despotricar en Twitter contra el uso inapropiado que se hace del PDF. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *