Pos fale, pos mu bien, pos malegro…

¡Todas las variaciones de “Ignis fatuus” están ocupadas!

Estoy a punto de gritar.

Pero, ¿saben lo peor? ¿Lo peor de lo peor?

He entrado a esas variaciones y… ¡sólo son cadáveres! ¡Cadáveres de blogs! ¡Eso es todo! ¡No hay nada en esas páginas actualizado recientemente. Probé http://ignisfatus.blogspot.com, http://ignisfatuus.blogspot.com, y hasta http://ignis.blogspot.com.

¿Será entonces el momento de darle paso a las otras nominadas (con perdón)?

Pruebo con ellas y sólo “ad calendas grecas” es aceptada por Blogger, que ya se me empieza a parecer más a un tanatorio.

Tras un par de horas de búsquedas infructuosas, al final decido poner el nombre que encabeza estas líneas. No es gran cosa, lo sé, pero está sacado de una frase que dijo alguien que en estos momentos no recuerdo: “Todo está dicho, pero como nadie escucha…”.

Ufff… Espero que mañana, más.

Categorías: Varios

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *