No pares de escribir para añadir un dato: pon una señal

No pares de escribir para añadir un dato: pon una señal


Cuando estamos escribiendo, hacemos esfuerzos por concentrarnos y estamos en una lucha permanente contra todas las distracciones que puedan aparecer. Una de estas distracciones que nos pueden sacar del flujo creativo es la necesidad de introducir un dato concreto en nuestro texto. Para evitarlo, hay un pequeño truco que, desde que lo conocí, lo estoy aplicando.

Es un consejo que se lo leí a Cory Doctorow. No recuerdo si fue aquí, pero ha sido donde lo he encontrado con una búsqueda rápida. Se trata de que, cuando estemos escribiendo y necesitemos añadir un dato, en lugar de pararnos a buscarlo, pongamos una marca o señal en el texto, una palabra o unas letras a manera de señal. Doctorow dice que usa «TK», pues esta combinación de letras aparece muy poco en inglés. Así, cuando vaya a editar el texto, podrá usar el buscador interno para localizar todos los sitios donde tiene que añadir datos y, entonces sí, darse el tiempo para encontrarlos y añadirlos.

Personalmente, lo aplico usando corchetes y poniendo dentro de ellos lo que tengo que buscar. Aunque en realidad no hace falta ser tan específico ya que el contexto del escrito te dirá siempre cuál es el dato, lo cierto es que para mí resulta más cómodo. Normalmente no uso corchetes al escribir y me basta con buscar uno de apertura o de cierre para localizarlo.

bannerMBHS1

Esto lo aplico no solamente para textos largos, sino incluso para cortos, como este. Te recomiendo que si no utilizas este pequeño truco, lo empieces a poner en práctica la próxima vez que puedas. Parece una pequeña tontería, pero ayuda a no interrumpir el flujo de escritura y a trabajar de forma más organizada, evitando redactar a trompicones, especialmente cuando un dato concreto apenas tan solo es una pincelada en lo que estamos contando. Pruébalo: verás como te demorarás menos en escribir cualquier cosa.

IMAGEN: Rudy van der Veen

Esta entrada se publicó por primera vez en el desaparecido blog Mutatika, y puede haber sido editada para esta ocasión. Si quieres saber por qué vuelve a salir aquí, en esta otra entrada tienes la explicación.

Deja un comentario