apuntes

La regla de los dos minutos [apunte] 2


Este post es un apunte de un trabajo en desarrollo. Puedes ver aquí otros apuntes que se vayan añadiendo.

La regla de los dos minutos dice que si algo te lleva dos minutos hacerlo, hazlo inmediatamente. Sea lo que sea y sin importar las ganas que tengas de hacerlo.

Esto funciona muy bien, por ejemplo, a la hora de gestionar el correo electrónico. Muchas veces posponemos responder algunos correos simplemente por pereza, cuando todo lo que tenemos que hacer es escribir un par de frases que nos van a llevar menos de esos dos minutos. O por ejemplo, ordenar nuestra mesa. Soy partidario de lo que un amigo llamaba “el desorden de la creatividad”, pero también es cierto que ordenar el escritorio de vez en cuando nos proporciona un ambiente positivo y más cómodo para continuar realizando nuestras tareas.

Podemos complementar esta regla con la siguiente recomendación: mide el tiempo que te toma realizar cualquier tarea que consideres ingrata. ¿Por qué? Porque una de las justificaciones más comunes para no aplicar esta regla es que esta u otra tarea nos lleva más de esos dos minutos. Y en muchas ocasiones, no es verdad.

bannerMBHS1

A la hora de evaluar cuanto nos lleva realizar una tarea que consideramos molesta o fastidiosa, es muy habitual que terminemos haciéndolo de manera incorrecta. Nuestra percepción acerca del tiempo que empleamos en ella se ve distorsionada por las pocas ganas de hacerla que tenemos. Por ello, medir el tiempo real que nos lleva completarla nos ayuda a tomar otra perspectiva.

Estoy seguro de que si medimos muchas de las tareas que nos incomodan, terminaremos por descubrir que en la mayoría podemos aplicar la regla de los dos minutos.

Sobre este tema ya escribí en Mutatika. Pásate por allí si deseas leer algo más extenso sobre esto.


Deja un comentario

2 Comentarios en “La regla de los dos minutos [apunte]