frase20

«En la cabaña había una diana. Yo lanzaba dardos y, si superaba cierta puntuación, decía que tal o cual predicción se cumpliría o dejaría de cumplirse, dependiendo del acuerdo que hubiera establecido con la diana adivinadora antes de lanzar. Pero ahora que pienso en ello, no consigo acordarme del acontecimiento que estaba adivinando (creo que siempre se trataba de algún tipo de acontecimiento). Supongo que se trataba de algo bueno y, al mismo tiempo, improbable. Y relacionaba la capacidad de mi subconsciente para superar mi deseo del acontecimiento y mi mala puntería, con la probabilidad de que se cumpliera lo deseado. En realidad, estaba rezando para pedir mercedes. También rezaba pidiendo mercedes por medio de solitarios que hacía durante horas para matar el tiempo. Pero el tiro al blanco —otra afición clasificada bajo la descripción general de «escribir»— era algo muy diferente. Me lo tomaba siempre mucho más en serio, y el éxito o el fracaso eran culpa mía y no una carga añadida por los dioses».

-David Mamet

Categorías: Citas

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *