Vamos con esta penúltima ración de enlaces de mitad de semana, que en esta ocasión tiene más de “hoy” que de “ayer”, pues hay algunos muy recientes.

Y digo “penúltima” porque la del próximo miércoles será la última ración de mitad de semana. A partir de entonces, regresaré a la dieta semanal. Mientras tanto, vamos con la selección de hoy:

Gracias a Antonio Ortiz descubrí un muy buen artículo ayer sobre la irrelevancia del contenido en las redes sociales. El texto en mi opinión es algo extenso para lo que quiere contar pero toca par de ideas sensacionales: qué es un contenido de alto valor en las redes y por qué cada vez hay que trabajar más para encontrarlo.

«Es la época más triste de la historia de esta ciudad». La marihuana zarandea a Marc; esta tarde ha fumado más de lo normal. «Esta es una ciudad romántica que está siendo arrasada por todo este rollo de la tecnología», vocaliza sorprendentemente bien. En su silueta perenne con el porro y viendo a los Giants, este profesor cuarentón de escritura en UCSF tambalea su estatura antiamericana lamentándose de que está demasiado colocado, pero no le falta razón: San Francisco es una ciudad que está perdiendo su alma.

Si es para tanto. Lo es, cuando comienzas a comprender que la mayoría de los “halagos” que recibes en la calle, son en realidad una forma velada de agresión sexual y acoso. Lo son, cuando cientos de mujeres alrededor del mundo se siente profundamente incómodas, inhibidas, abrumadas por frases de naturaleza sexual que deben soportar por el mero hecho que la tradición cultural dicta que un hombre “puede hacerlo”. Y es que no se trata de un extremo femenista o un análisis cultural. Se trata del terror que provoca que un desconocido se sienta en la libertad de agredir tu espacio privado, de dedicarte todo tipo de frases e insinuaciones y que debas aceptarlo por las buenas. Sólo porque eres atractiva, joven, porque puedes parecer “provocativa”, porque llevas falda o pantalón, porque llevas el cabello suelto o recogido. Porque la sociedad y la manera como interpreta la identidad femenina asume que el aspecto que tienes te hace merecer necesariamente un tipo de agresión sutil como esa.

Son mecanismos de descubrimiento de nuevos medios y de nuevos creadores de contenidos. Por la vía de penalizar a estos y favorecer a los que ya son grandes o tienen mucha marca se produce un empobrecimiento de la competencia y por tanto de pluralidad de puntos de vista.

«Instead of bringing us all together in an omnipresent, multi-faceted discussion, the internet instead has made sectarianism an almost default position. The nature of mass debate has become solely binary,» he said.

Al margen de todo el revuelo causado por el canon AEDE, los responsables de Menéame se plantean introducir algunos cambios en su agregador. Estudian implantar un sistema de micropagos para que los usuarios donen pequeñas cantidades a los autores y una opción ‘premium’ que elimine los anuncios de la página durante un periodo de tiempo determinado.

Es tiempo de recordar que, tras cada fiesta celebrando una victoria casi definitiva contra el pirata (¿qué fué de Kim Dotcom?, ese monstruo comeniños) hemos vuelto a seguir discutiendo la nueva aparición de una nueva corriente de ilegalidad notoria. Como es tiempo de recordar que la marihuana, tan reprimida y atacada, está iniciando un proceso de legalización masiva. Como es tiempo de recordar lo sospchoso que es que los periódicos estén contra Google, los transportistas contra Uber y todo Hollywood y todo presunto creador en el desconcierto, contra Pirate Bay y que, visto todo junto, resulta especialmente sospechoso: el mundo antiguo peleando contra el nuevo. Sí, la tierra es redonda.

Sea como fuere, busco sacar lo máximo de la lectura y no leer por leer o para «matar el tiempo» (recuerda, siempre refiriéndome a libros de trabajo). Con el paso de los años, y casi de forma instintiva, he ido creando mi propio “método” para leer libros de un modo más eficiente. O eso creo yo.

  • Y el enlace sobre sexo de esta edición se lo lleva PornHub, que nos muestran estadísticas tanto de PornHub como de YouPorn en las que se pueden ver qué países son más de tetas y cuales son más de culos, en cuales se buscan más determinados términos fetichistas, etc: Boobs, Butts & Beyond

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *