plural

Acabo de leer un interesante post en Copyblogger titulado I don’t care about you que ha unido dos puntos en mi mente: por un lado, lo que dice en la entrada, y por otro, un tema que tenía apuntado desde hacía tiempo pero que, por estas y por otras, al final nunca me puse a tocarlo. Hasta ahora.

Básicamente, la entrada trata sobre el uso del plural mayestático en los blogs: el “nosotros” en lugar del “yo”. Bueno, en realidad no es eso exactamente, pero tiene mucha relación. De todo lo que dice (que en parte tiene razón, pero eso sería otro tema), me quedo con algo:

Tú y Yo = Nosotros.

Así de simple. Estamos intoxicados por el uso del plural mayestático. Muchos blogueros lo utilizan simplemente por costumbre, por mímesis de lo que llevan escuchando y leyendo toda la vida. Rara vez antes se habían dirigido a nosotros medios unipersonales (personas, vamos): siempre lo han hecho empresas que hablaban por boca de sus representantes. El plural mayestático es igual que los archisílabos: en el momento que se te contagian, es muy difícil deshacerse de ellos.

El problema con este plural en los blogs es que, en la mayoría de los casos, el autor está hablando de sí mismo sobre sí mismo y sus actividades. No hay un nosotros detrás, sólo hay un yo. El lector lo sabe y ese nosotros le chirría por pedante. Cierto es que estoy siendo un poco injusto, pues la mayoría de las veces el uso de ese plural no es mayestático sino de modestia:

plural del pronombre personal de primera persona, o de la flexión verbal correspondiente, empleado en vez del singular cuando alguien quiere no darse importancia.

El problema es que en el entorno electrónico, el plural de modestia se interpreta como si fuera mayestático. Ya sea porque el blog se asocia más al individuo que a un grupo de personas o a una empresa, sea porque relacionamos las comunicaciones electrónicas con la comunicación directa unipersonal, o sea por lo que sea, el uso del plural de modestia en blog da la impresión (a mí me la da, al menos) de lejanía, de distanciamiento. El plural habitualmente lo relacionamos con dos cosas: por un lado, con la modestia del autor; pero por otro, con un grupo de personas, especialmente con las empresas.

Por virtud de la blogosfera (especial pero no únicamente), los textos se han ido informalizando a medida que cada vez accedemos más a ellos por el medio electrónico. Na-tu-rás, que diría er Maki: con lo que cansa leer en la pantalla y la cantidad de información que nos llega a lo largo del día por ese medio, tampoco estamos para muchas virguerías lingüisticas. Por eso, que te suelten un nosotros en mitad de un texto de tono informal, por muy modesto que sea, pues mínimo te chirría.

Pero creo que hay una razón más importante por la que el nosotros nos suena tan mal en los blogs. A ver si logro explicarme. El avance tecnológico ha conseguido que ahora todos podamos comunicarnos más, mejor y más fácilmente. Y cuando digo todos, se incluyen ahí a las empresas. Comunicación corporativa que le llaman. Pues bien, la comunicación corporativa surge como hongos después de la lluvia: a cascoporro. Estamos inundados de ella. Pero hasta el cuello, vamos: que si por correo, que si en la tele, que si en el teléfono, que si en… los blogs. Y salvo excepciones, ¿qué es lo que asociamos con las empresas? Las experiencias negativas.

Obviamente no son todas las empresas, como si a lo largo del día no interactuasemos con un gran número de ellas; ni tampoco es siempre, que bastante jodíos estamos ya con las experiencias ocasionales. Pero si una empresa como Telefónica te dice “Estamos aquí para trabajar por usted” o algo similar, pues no les das las gracias por permitirte tener una conexión, sino que te acuerdas de la exagerada factura que te llega a finales de mes (a mí, a mediados) por una velocidad caracolística y de las veces que se les ha caido la red justo cuando le estabas dando al botón de publicar (después de horas de investigación).

Cuanto más grande es la empresa, más nos meten el rollo del nosotros y más impersonal resultan las comunicaciones, por más que lo intenten (debe ser algo genético, que fijo que las empresas tienen genes). Y en este caso, grande casi siempre es sinónimo de abusón.

Entonces llegas a un blog y lees un nosotros, después de haberte metido anteriormente en otros cincuenta que firman con un nombre propio (como ese) y que detrás no tienen a nadie que no son ellos mismos (como ese) y lo que ocurre es que, por lo bajo, te chirría. No lo asocias con modestia, lo asocias con grandilocuencia.

Ahora bien, ¿una empresa debe usar el plural en su/s blog/s? Los copybloggeros y similares recomiendan que no. Ahí no me meto, por lo menos ahora (vale, yo también creo que no). ¿Y un grupo, un colectivo, algo parecido? Pues… creo que hay que tomar muchas cosas en cuenta y ya me alargué demasiado sobre el tema. Solamente terminar diciendo repitiendo que el plural de modestia es interpretado como mayestático en los blogs y, por lo tanto, mejor no utilizarlo. Como que ganarás más empatía con tus lectores, ¿no?

IMAGEN: Brett Lider

Sugerencias para escribir una novela en un mes

Categorías: Blogging

3 comentarios

dondado · agosto 13, 2008 a las 12:54 pm

Hace tiempo que tenía en mente publicar sobre esto. La mayor parte de los blogs que leemos son personales, escritos por un único autor y a menudo incluso con su nombre y apellidos y sin embargo la mayor parte de las veces se habla en plural (hemos cambiado en la plantilla, cuando escribimos sobre….). ¡Que no!, ¡que yo quiero hablar contigo no con vosotros dos!.
Reconozco que a veces al escribir sale el plural supongo que como dices por costumbre, por verlo en tantos sitios, pero si me doy cuenta siempre lo cambio al singular

Marshal · agosto 14, 2008 a las 4:03 am

Pues que pena…yo lo he usado y bastante creo yo, tanto para la modestia como para tratar de hacer sentir a la gente que el blog también es de ellos (por que me agrade compartirlo y aclarar dudas, no porque escriba solo para ellos).

Pues esperamos no volverlo a hacer….JAJAJA broma broma. No en realidad voy a tratar de anularlo ya que nunca lo había visto así. Saludos

Cecilia · septiembre 12, 2008 a las 10:00 pm

Pues la verdad, yo uso el ‘nosotros’ tanto como el ‘yo’. En los blogs donde escribo en nuestra red, el ‘nosotros’ va por el equipo de trabajo. En Elnenenomecome.com el ‘nosotros’ va por el papá y yo, por el lector y yo, por mi peke y yo.

Tienes razón en que chirría a veces, aunque no me había dado mucha cuenta hasta ahora. De todos modos, son de esas cosas se le pegan a uno 🙂

Vamos a ver si prestamos atención mayor, antenas puestas y ojos atentos, para que el Nosotros, sea siempre cuando hablo de Nosotros 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *