El otro día me llegó un mail de una persona, José A. Gelado, que me felicitaba por Ciberia y que incluía en su firma una serie de direcciones (aparte de que quería hacerme una entrevista, ¡ups!). Obviamente, abrí las tres direcciones, pero la que me llamó la atención era la que contenía la palabra “podcast”.

Yo no sabía que era eso. En el iTunes (el reproductor que utilizo) había visto el nombre, y creía que se refería a algo así como radio por Internet, pero “on stream” (creo que se dice así): o sea, que tenías que estar conectado mientras lo escuchabas. Nunca, en ningún café-net o en mi trabajo, me había animado a probar esa tecnología. Los vídeos que la usan (YouTube) no me terminan de gustar porque se demoran demasiado en cargarse y se entrecortan (las conexiones desde las que entro, a pesar de ser de banda ancha, no es que sean como para dar saltos). Es por eso que prefiero las cosas descargables, pues así las veo u oigo en la tranquilidad de mi casita. Días antes de que me llegase ese mail, yo había estado buscando someramente por Google programas de radio para descargarme (de radios española, claro está), pero no había encontrado nada. Claro, como iba a encontrar algo si estaba empleando las palabras inadecuadas. La palabra propia era “podcast”.

Pero no descubrí que era podcast era lo que estaba buscando hasta que entré en http://www.comunicandopodcast.com. Y entonces, fui feliz.

Siempre me ha gustado la radio, pero con la excepción de programas que me interesasen mucho, los horarios siempre me han bailado en la cabeza. Aquellos que, como yo, tienen insuficiencias de espacio en el disco duro craneal y que necesitan de una defragmentación urgente me entenderán. Y eso cuando resultaba que el programa coincidía con tu horario normal de trabajo, porque como descubrieses un programa en tu jornada de vacaciones que fuese emitido digamos que por la mañana, ibas dado después para seguirlo. Hay que añadir también el deseo (a veces necesidad) de aquellos que, de nuevo como yo, están lejos de su país de origen, que quieren escuchar cosas de sus propio país. Pero ahora, para todo eso y mucho más, están los podcasts.

Pero, ¿qué es el podcast exactamente? Por si no lo saben (y los que ya lo sepan, pasen de esto: lo incluyo aquí porque me emocioné con el descubrimiento), voy a copiar y pegar algunas cosas sacadas de http://www.podcastellano.com. El documento es “El libro de podcast”, y les recomiendo que lo visiten: aparte de definiciones y detalles más extensos, también viene una lista de sitios que resulta sumamente útil.

Bueno, copio y pego algunas cosas que me han resultado interesantes:

“Podcasting es la sindicación de archivos de sonido, normalmente MP3, con un sistema RSS, que permite suscribirse y descargarlos de forma automática y periódica.

Sindicación significa que no necesitas visitar otra página web individualmente para escuchar el mensaje (archivo de sonido) simplemente tienes que pulsar en un botón para escucharlo.

Según distintas fuentes, el término podcasting proviene de la asociación de Pod vaina o cápsula (en muchos casos se asocia a iPod) y broadcasting, o radiodifusión”.

Ahora, un resumen de FAQ que viene en “El libro de poscast”. Un fusilamiento mínimo, porque viene mucha más información de utilidad. No dejes de visitarlo en http://www.podcastellano.com:

¿Qué es un podcast?

R: Un podcast es un archivo de audio digital, normalmente en el popular formato mp3, que se coloca en internet para que otras personas tengan la posibilidad de bajar ese archivo y escuchar su contenido; o bien, es un «programa de radio sin radio», algunos la llaman «la radio de la nueva era», «la radio de la era digital».

¿Qué es el podcasting?

R: Podcasting es la tecnología relacionada con la producción y realización de «programas de radio», utilizando los computadores y la internet. Esta tecnología está siendo desarrollada y utilizada en el mundo por aficionados a las comunicaciones, que desean transmitir sus propios contenidos a través de internet, ya que para su realización no se necesitan grandes instalaciones como las que requieren las emisoras de radio tradicionales (mezcladoras de sonido, estudios de grabación y locución, transmisores radiales, etc.)

¿Cómo se escuchan los podcast?

R: Para escuchar audio o radio a través de internet, existen dos formas: al audio stream, o corriente de audio, y el audio on demand, o audio bajo demanda. La primera forma sólo se puede realizar cuando estoy conectado a internet, es decir, se debe estar on line, y los contenidos de audio se reciben en tiempo real desde el servidor de origen del emisor. La segunda forma, audio on demand, le permite al escucha descargar los programas de audio para poder escucharlos después sin estar conectado a internet. Algunos directorios de podcasts de reciente aparición, como www.podcast.yahoo.com o www.podcastpickle.com, permiten a los usuarios escuchar los programas tanto en audio stream, (se hace clic en Listen), como en audio on demand, (se hace clic en download).

¿Qué se necesita para escuchar un podcast?

R: 1. Un podcast se puede escuchar a través de cualquier reproductor de audio en el computador. 2. El archivo mp3 que contiene al podcast se puede escuchar en cualquier reproductor de audio digital, (iPod, pendrives mp3, celulares con mp3, etc), que soporte el formato mp3. 3. A partir del archivo mp3, se puede hacer un cd de audio, el que se puede escuchar en una radio portátil con cd, en el reproductor de cd del auto, etc.

¿Dónde puedo encontrar podcasts?

R: Un podcast lo puedo encontrar yendo directamente a la página web del creador, (por ejemplo, www.chilepodcast.cl), o buscar en sitios que agrupan muchos podcasts, llamados Directorios de Podcast. Además, y más genéricamente, se puede utilizar cualquier motor de búsqueda de internet, como www.google.cl, e ingresar en él el nombre del podcast. Por ejemplo, si ponemos Chilepodcast en google, veremos inmediatamente el link a la página principal y todas las apariciones de Chilepodcast en los distintos directorios especializados.

¿Qué es el RSS?

R: El RSS es una plataforma diseñada especialmente para páginas web que comparten información, y que se actualizan con frecuencia. Esto se conoce como sindicación. En un comienzo el RSS se utilizó para distribuir información en textos, pero actualmente su uso se amplió al podcasting.

Espero que esto haya servido para solventar las dudas de aquellos que han leído el término por primera vez. A mí, me ha parecido muy, pero que muy interesante, y desde ya me voy a suscribir a algunos. Seguramente, primero pasaré por la fase acaparadora, descargándome algunos programas antiguos para ponerme al día. Siempre tengo la sensación de que a los avances tecnológicos que más me interesan, llego tarde. De nuevo, este es el caso.

Para terminar, una recomendación: el programa de José A. Gelado, Comunicando. Según el dice el ya mentado libro, fue el primero en español. Es un programa entretenido y ligero, en tono conversacional, sobre ciencia y tecnología. No se lo pierdan. Además, tiene la ventaja que ofrece la posibilidad de bajárselo en diferentes calidades de audio (y, por lo tanto, con mayor o menor peso). Eso, y la música: buenos grupos cuya música te puedes bajar con toda libertad pues tienen licencia Creative Commons.

Categorías: Varios

1 comentario

Ni para qué ni cuándo: solo pon los puntos - Iván Lasso · junio 9, 2016 a las 6:12 pm

[…] Estaba buscando un artículo del primer año de este sitio cuando encontré un post que me llamó la atención: “Descubriendo el podcast”. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *