Pues bueno, ya comencé con la segunda etapa de “Ciberia”. Lo mío me ha costado, pero he conseguido hacerlo de una manera más autóctona, más independiente… O sea, que me he puesto WordPress en un servidor gratuito y lo he diseñado como a bien he podido partiendo de la plantilla de un tema.

Este nuevo inicio (o recarga) es muy importante para mí, oh ser inconstante de los abismos de la indisciplina. Como siempre muerdo más de lo que puedo tragar, me propongo sacar adelante “Ciberia” con un mínimo de 5 páginas a la semana, quiero revitalizar “De cómic y otras hierbas” con entradas más seguidas y voy a continuar con este blog, centrándome en los temas que ya mencioné anteriormente. Buf, creo que me he pasado. Si no tuviese que dar clases, a lo mejor avanzaría como me gustaría. Pero ahí quedan las intenciones.

Y aquí queda este post. Quizá más tarde me anime a hacer uno un poco más largo acerca de un tema que me toca de cerca: la procrastinación.

Categorías: Varios

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *