Unos comentarios a vuela pluma sobre las noticias falsas

Unos comentarios a vuelapluma sobre las noticias falsas


Hace unos meses, publiqué en Facebook unos comentarios a vuelapluma acerca del tema de las noticias falsas. Quizá ahora el tema ya no esté tan en boga, pero sigue saliendo con cierta frecuencia. Y seguirá haciéndolo, seguro. Es por ello que, al descubrir que me había guardado el texto de esa publicación, me he decidido a ponerlo por aquí. Así que, aquí va:

Un poco cansino este rollo de las noticias falsas por Internet. Da para preguntarse y observar muchas cosas sobre ello. A saber:

  • Las noticias falsas existen en la web casi desde su inicio, y seguro que desde su popularización. Pero ahora sí son un problema, porque se supone que han sido la causa (o una de ellas) de que un candidato que no es de la cuerda de la mayoría de los medios de comunicación en Estados Unidos haya ganado las elecciones. Si hubiese ganado Hillary, ¿el problema no hubiese estado ahí?
  • Las noticias falsas afectan a mucha gente en muchos países. Pero ahora sale el debate porque en Estados Unidos ha salido. Me recuerda a cuando una noticia local de Madrid sale en un noticiero nacional.
  • Muchos de los medios que se quejan de las noticias falsas son medios convencionales, que de paso aprovechan para validarse por contraposición como la única fuente fiable.
  • Las noticias falsas son, han sido y serán siempre un problema en cualquier canal de comunicación. La web en particular e Internet en general no tiene su patrimonio.
  • Las noticias falsas son un problema, vale. ¿Pero y las ambiguas, las tergiversadas, las engañosas, las que ponen el foco en una parte y deliberadamente ignoran otra porque invalidan su tesis? ¿Esas no lo son? ¿Tampoco en las que se renuncia a la objetividad bajo premisas interesadas?
  • El problema de las noticias falsas es la gente que se las cree. Y eso es un problema de educación. La gente tiene (tenemos) parte de responsabilidad, pero también hay otra parte que reside en los gobiernos y en los medios que fomentan cierta falta de criterio. La sociedad se está centrando en ciertos valores y se están olvidando otros. Los que los promueven también son responsables. Aquí hay culpa para todos y no recae tan solo en unos pocos actores.
  • Si te empeñas en mantener a la gente en una ignorancia deliberada, luego no te quejes de lo que hagan. Es jugar con fuego. Ahora, lo que estamos escuchando sobre todo son los lamentos de los que se han quemado.

Y lo más lamentable de todo: este revuelo sobre las noticias falsas es algo que también pasará. Al final, no ocurrirá nada (lo cual es negativo y positivo al mismo tiempo). Muchos golpes en el pecho, mucha denuncia, y mucha cháchara, pero no se volverá a mencionar hasta que a alguien con un altavoz bien grandote no le afecte. Y mientras, todos jodidos. Nos seguirán inundando de noticias constántemente, de manera que como lectores estemos tan abrumados que en algún momento nos la cuelen. Lo único que podemos hacer es esperar que, cuando lo consigan, no sea nada grave. Bueno, eso y, cuando sea posible, pensar. Pensar un poquito. No siempre se puede estar con la guardia alta, pero algunos pareciera que siempre la tienen baja.

bannerMBHS1

IMAGEN: Wokandapix

Deja un comentario