En el blog de Neil Gaiman, un lector le pregunta…

Desde que eres el mejor que jamas exisitió, no te habrás encontrado con este problema. ¿Cómo lidias con críticas duras y reseñas malas sin querer cortarte las venas? Algunos nos tomamos nuestra escritura muy seriamente. Por favor, dime. Realmente, me gustaría saberlo.

A lo que Neil juiciosamente le contesta…

Para empezar, nunca tomes en serio a alguien que te dice que eres el mejor autor que jamás existió, porque si lo haces, deberás tomarte en serio a la persona que dice que eres el peor autor que jamás existió.

Dejando aparte el juego que hace con la excesiva admiración del lector, la recomendación está clara:

No te tomes muy en serio los halagos, porque deberás tomarte muy en serio los insultos.

Categorías: Escribir

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *