Una idea: el blog limitado

– Ayer… Ayer, no escribí. – ¡Te queremos, Iván! Tyler me da una colleja, me agarra del brazo y me saca de allí. Me arranca la promesa de no volver a pisar un sitio de esos bajo la amenaza de instalar Windows Vista en mi computador y obligarme a escribir Leer más…