Acerca de seguidores y seguidos en Twitter

Acerca de seguidores y seguidos en Twitter 1


Acerca de seguidores y seguidos en Twitter

Siempre he pensado que las razones por las que un usuario sigue a otro en Twitter pueden ser de lo más variado: desde correlación con la amistad en el mundo físico hasta tan sólo porque le ha dado el punto en ese momento, pasando por interés en lo que publica, afinidad personal y muchas otras cosas. Más que nada porque esas son las razones que me llevan a mí a seguir a alguien. Y entiendo que esa variedad de razones se aplican también a aquellos que me siguen o deciden no hacerlo.

Mi ratio en Twitter es más o menos de 1:2 (¿se escribe así?): sigo a uno de cada dos que me siguen. Y voy por épocas: a veces sigo a todo el mundo que me sigue, a veces no sigo absolutamente a nadie. Por regla general, no suelo seguir a empresas. Es mi forma de gestionarlo: con un gran componente de impulsividad y una gran ausencia de estrategia. Publico cuando me viene en gana y lo que me viene en gana. Trato de no hacer mucho spam aunque reconozco que a veces uso Twitter como herramienta de promoción (en cierta medida). La única monitorización constante que hago es la de controlar quien me deja de seguir, principalmente para evaluar si vale la pena continuar siguiendo (¿soy el único que piensa que esto suena fatal a pesar de que sea correcto?) ese usuario que lo ha hecho. Una forma como otra cualquiera de depurar el timeline. En la mayoría de los casos, nada personal.

bannerMBHS1

Creo que sigo a todo tipo de usuarios. Hay algunos que son tremendamente personales y que me gustan precisamente por eso (aunque hay otros similares que he dejado de seguir por la misma razón). Otros solo publican enlaces de temas que me interesan. A otros no les veo apenas porque no coincidimos en franjas horarias pero me gusta estar al tanto de lo que dicen de vez en cuando.

La mayoría tienen un ratio equilibrado. Algunos, 1:1. Otros, 2:1 o 1:2 (como sea). Los menos, y que también me siguen a mí, 1:500 (por decir algo; y no me refiero a figuras públicas de medios convencionales, por decirlo de alguna forma).

Cuando alguien tiene un ratio tan desequilibrado y me sigue, suelo desconfiar. Por regla general, no correspondo a ese seguimiento. De vez en cuando, caigo en la trampa y lo hago. Y entonces, me toca mucho las narices porque no suele tardar mucho en confirmarse lo que sospechaba: a los pocos días (a veces semanas), me dejan de seguir. It’s a trap!

Esa es la otra utilidad que le saco a la monitorización de quien me deja de seguir: saber quien es el interesado de turno que te sigue solamente para que le sigas a él y luego dejar de seguirte. Es una táctica que existe casi desde los inicios de Twitter y que no decae por mucho tiempo que pase.

No comulgo con esa práctica. Prefiero que me sigas por un impulso momentáneo y que luego dejes de hacerlo porque no te interesa lo que digo a que lo hagas para que engrose tu número de seguidores. E incluso acepto que hagas esto último pero sin dejar de seguirme, aunque luego no pares bola a lo que diga. No estaré de acuerdo con ello, pero me parece más aceptable eso a que llames mi atención sobre ti haciéndome creer que mi contenido te interesa solamente para luego largarte y pasar de mí una vez que estoy “en tus filas”.

Creo que el crecimiento de cualquier cuenta en una red social tiene que ser orgánico y en base a su contenido. Por no gustarme, no me gusta ni siquiera esta táctica de seguir para ser seguido (aunque sea sin dejar de seguir). Y en este punto me refiero incluso a las cuentas de empresas, aunque este caso la táctica en cuestión me parece más comprensible pues los dueños de las marcas solo suelen prestar atención a los números (su problema, el mío se soluciona con tan sólo no seguirles) y las agencias o los CM se ven empujados a subir ese número a como de lugar.

Por suerte, hay usuarios con ratios desproporcionados que han llegado a esa situación por su buen hacer y a los que vale la pena prestar atención. Para descubrirlos, basta con echar un ojo a sus contenidos y, si te siguen y te interesan, seguirlos también. Y si luego, tras un par de días (o unas pocas semanas) te dejan de seguir, ya sabes que es lo que tienes que hacer tú también.


Deja un comentario

Una idea sobre “Acerca de seguidores y seguidos en Twitter