10-cosas-editar-onlineLa autopublicación en la red está de moda. Los media se hacen eco de dos o tres excepciones exitosas y el discurso de evitar a los intermediarios se está mediatizando y calando en el mundo literario (aspirantes incluidos).

Pero no todo el monte es orégano. Nadie nos impide estar aporreando teclas durante unos meses y luego subir el resultado a cualquier web destinada para ello (propia o ajena). Pero si queremos hacerlo bien, debemos asumir que hay que realizar una serie de tareas que, en el caso de una editorial convencional, suelen estar repartidas entre varias personas. De eso trata esta lista que enumero a continuación.

Si la he llamado «cosas en las que no habías pensado» es porque, cuando empezamos a fantasear sobre publicar en Internet, nos solemos olvidar de algunos detallitos. Y estos son esos detallitos:

1- Crear la obra desde cero.

2- Revisar la obra. Considerar cambios en cosas como la trama, los nombres, el título, etc. Intentar tomar las decisiones más apropiadas de la manera más objetiva posible (¿sobre tu propia obra? ¡Uf!)

3- Hacer las correcciones pertinentes de ortografía y gramática, dejando de lado nuevas correcciones en la propia narración (porque si no, no terminarás nunca).

4- Crear el envoltorio: la portada, un pequeño resumen del libro (como los que aparecen en la contraportada de los de papel) y, quizá, una pequeña biografia tuya. Hay que considerar que la portada tiene que ser atractiva y el resumen, enganchante. No son cosas que se hacen en un día.

5- Convertir la obra de forma correcta a los formatos electrónicos más populares: PDF, EPUB y MOBI. Tal vez alguno más, como el FB2 o el AZW. Y lo más importante: verificar que se muestra bien en todos los formatos y en los dispositivos que se tengan al alcance, comprobando que los enlaces (si los hay) funcionen, que el índice funcione y sea correcto, que la división en capítulos es la que se había pensado, etc.

6- Establecer la comercialización. ¿Va a ser gratuito o vas a cobrar por él? Si vas a cobrar, ¿cuánto? ¿Y cómo vas a cobrar? En el precio que pongas tienes que tener en cuenta si en las plataformas en que lo coloques se te va a descontar algo del PVP, o si la pasarela de pago que utilices se lleva una comisión. Cuidado, porque lo mismo piensas que poniéndolo a $2 te vas a llevar íntegra esa cantidad. Y no es así: es muy probable que alguien se lleve por el camino un buen pellizco.

6.5- [actualización] A instancias de Javier Pastor desde Google+, añado un medio punto: decidir bajo que licencia vas a publicar y todo lo que eso comporta. ¿Creative Commons? ¿Alguna otra licencia flexible? ¿Simplemente bajo el derecho de autor convencional? ¿O quizá lo dejarás en Dominio Público? Todas tienen sus pros y sus contras, tanto desde un punto de vista ideológico como meramente práctico. Por cierto, ¿vas a registrarlo en alguna parte? Otro punto a tomar en cuenta.

7- Distribuir el libro por cuanta plataforma sea posible. Lidiar con los mecanismos de subida. Modificar el archivo de la obra de acuerdo a los requerimientos de la plataforma (aunque si hemos sido previsores, no será necesario hacerlo).

8- Establecer una estrategia publicitaria. ¿Como te vas a dar a conocer? ¿Vas a contratar anuncios en sistemas como AdWords? ¿Vas a abrir cuentas y páginas en las principales redes sociales dedicadas a tu obra? ¿Cuánto tiempo vas a destinar a la promoción y comunicación? ¿Con qué tipo de contenido vas a alimentar las redes sociales?

9- Llevar a cabo la estrategia publicitaria siguiendo los pasos que hayas definido previamente.

10- Rezar porque el libro se venda/descargue.

Seguro que me he saltado algo (siempre me suelo quedar con esta sensación al escribir una lista), por lo que podéis añadir cualquier cosa en los comentarios, que os lo agradeceré. Y además, obviamente, la lista no es detallada, ni mucho menos. Cada punto da para hablar mucho porque también requiere mucha labor.

Reconozco que esta lista es más fruto de la observación que de la experiencia, o al menos lo es relativamente (no en vano tengo algunos comics puestos en la red para descargar). El problema es que, generalmente, los autores llegamos hasta el paso 3, quizá el 4; mediocremente y con conocimientos limitados hasta el 5 (con excepción de los que son también ilustradores, claro). A partir de ahí, todo lo reducimos a un poco de spam esporádico y sin ninguna estrategia en los canales de que dispongamos. Los más audaces crean canales adicionales pero pasan en muy poco tiempo a tenerlos pobremente activos (seguro, estoy muy seguro, que hay muchas más excepciones de las que conozco).

Y sobre todo, es una lista a manera de recordatorio: tengo un par de proyectos en mente en los que creo que será necesario seguir esta lista. En el caso de que prosperen, por aquí estaré dando cuenta de mis hallazgos, descubrimientos e invenciones. Mientras tanto, espero que al menos sirva para que, si alguien está haciéndose el cuento de la lechera con esa obra que está escribiendo para colgarla en Internet, por lo menos ponga un poco los pies en la tierra y empiece a prever la carga de trabajo que se le viene encima si pretende llegar lo más lejos posible.

La imagen es de jblyberg


5 comentarios

Mari Jose · enero 19, 2012 a las 5:26 pm

Me ha encantado tu entrada, y el blog ¡enhorabuena!! no lo conocia, pero me llamó la atención un tuit y entré, seguro que te leeré más veces.
También te recomendaré a unas amigas con las que estoy escribiendo un libro, nos lo pasamos fenomenal, es una manera de fomentar la creatividad y aprender a utilizar nuevas herramientas en nuevos entornos digitales, desconocidos para la mayoría de nosotras, lo que encima nos permite experimentar.
Creo que lo mejor de nuestro «proyecto de libro» es que no queremos llegar mas lejos de lo que nos sea posible y tenemos todo el tiempo del mundo.
Saludos y gracias por las recomendaciones ¡las comparto!! 🙂

Javier Orrego C. · enero 20, 2012 a las 2:19 pm

Coincido plenamente, muy buena entrada y excelente blog. Gracias Iván

Rodrigo · enero 20, 2012 a las 8:39 pm

Me servirá de mucho.Gracias Iván por habernos dado estos 10 consejos básicos.Te seguiré leyendo y te recomendaré.

Iván Lasso · enero 25, 2012 a las 3:08 am

Perdón por el atraso en contestar y muchas gracias por vuestras palabras. Ojalá os paséis muchas veces por aquí.

abril · febrero 24, 2012 a las 4:32 am

Hola! amigo, interesante tu blog, me parece muy bien que toques estos puntos a tener en cuenta, ya que escribir un libro electrónico es una labor que siempre he dicho es a base se disciplina y constancia a eso se le agrega todo lo que enumeras en el post y es muy probable tener los resultados que deseamos, que es vender nuestras obras con éxito.
Saludos 🙂 Abril

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *